Mesa Central ยป (56-2) 2 2481 0530

La acumulación de adiposidades localizadas nos incomodan y no logramos eliminarlas ni con las más sacrificadas rutinas de ejercicio. A parte de las consideraciones estéticas, también tiene algunas repercusiones en la salud, especialmente fenómenos metabólicos asociados, habitualmente el aumento de azúcar en la sangre.

La Lipodistrofia de las extremidades inferiores, a nivel de los muslos, glúteos, y caderas, se ha visto asociada a la patología varicosa. Si bien, estas condiciones no amenazan la vida, son extremadamente molestas, impiden usar ropa a la moda y pueden incluso deteriorar nuestra autoestima.

El año 2010 incorporamos una nueva técnica denominada Lipolisis Ambulatoria mediante N.I.L. (Nutational Infrasonic Liposculpture). Esta es una técnica destinada a eliminar las adiposidades localizadas y modelar un cuerpo acorde a nuestra contextura.. La Lipolisis N.I.L. consiste en la emulsión de las células adiposas mediante un efecto físico, denominado Nutación, que debe entenderse como un movimiento rotatorio que permite emulsionar el tejido adiposo, conservando los tejidos de sostén, es decir, el tejido conectivo. Esta técnica fue patentada por la empresa Euromi de Bélgica hace mas de 10 años y fue validada en Estados Unidos por la FDA.

Con el propósito de objetivar los resultados diseñamos la Lipometría Ecográfica, técnica con la cual medimos el panículo adiposo y establecemos si el paciente obtendrá beneficios de esta técnica.

Se hace con anestesia local tumescente, la cual, hemos usado por años en los procedimientos para varices. Esta anestesia es especial y permite abarcar amplias zonas de tejido subcutáneo, utilizando una dosis mínima de lidocaína, lo cual, la hace extremadamente segura.

Siendo esta una técnica mínimamente invasiva, ambulatoria y con anestesia local, prácticamente no han existido complicaciones mayores que requieran tratamientos anexos u hospitalización. Sin embargo, siempre en medicina hay riesgos, como sangramiento, infección, formación de hematomas o equimosis (moretones) y formación de coágulos, especialmente en el sistema venoso profundo. Se han descrito en la literatura casos de tromboembolismo a nivel del sistema venoso profundo y también fenómenos de embolias grasas, pero que son excepcionales.

En nuestra experiencia de más de 100 casos intervenidos, no hemos tenido las situaciones antes mencionadas. La Lipolisis Ambulatoria N.I.L. puede ser un tratamiento único, ya sea, en un tiempo o por etapas. Puede ir asociado a técnicas coadyuvantes, como Drenaje Linfático y algunas técnicas de Ultrasonido y Radiofrecuencia, con el propósito de lograr la mejor retracción de la piel. En este sentido la Lipolisis N.I.L. es totalmente distinta a liposucción tradicional que se sabe es muy traumática y tiene un doloroso y largo tiempo de recuperación.

La Lipolisis N.I.L. no requiere preparación especial ni necesita una batería de exámenes, porque, se efectúa bajo anestesia local. Tampoco es necesario un ayuno estricto, sin embargo, es recomendable un desayuno liviano el día de la intervención. Por último, el procedimiento requiere el uso de algún tipo de soporte elástico tipo faja compresiva por un tiempo variable, que puede ir desde 2 a 4 semanas post- procedimiento, el cual, se usa para ir dando forma y modelando el cuerpo de acuerdo a los deseos de la paciente, ya que los nuevos modelos de fajas son muy modernas, muy sexis y cómodas.